La FA Cup nunca defrauda

Por todos es sabido que la FA Cup es un torneo diferente. Tanto es así que en Inglaterra le dan un valor más alto que el que se le da en España a la Copa del Rey, y eso no es poco.

Es un torneo clásico, con sorteo puro, un todos contra todos. Y eso, cada vez que en España tenemos las eliminatorias coperas a doble partido, nos da mucha envidia y nos genera un debate clásico: ¿Copa a uno o dos partidos?, ¿en campo del pequeño o sorteo puro? , etc.

También, para quien no siga mucho esta competición, es un torneo que siempre nos deja alguna que otra sorpresa. Además de enfrentamientos de muy alto nivel en primeras rondas, todos los años hay algún equipo, de los llamados modestos, que roza la proeza. O que directamente elimina a uno de los transatlánticos de la Premier League.

Este año no iba a dejar de ser fiel a su estilo.

Fuente: The Independent

Acaba de celebrarse la tercera ronda, y nos ha dejado emparejamientos tan atractivos como el derbi de Merseyside (Liverpool-Everton), partidos que hasta hace no mucho eran de Premier League (Wolverhampton-Swansea) o partidos de la actual Premier (Brighton-Crystal Palace, que se juega hoy 8 de enero a las 20:45).

Pero, sobre todo, nos ha dejado alguna sorpresa muy llamativa.

Y no llamativa por el emparejamiento de un antiguo doble campeón de Europa contra uno de los equipos del “Big Five” de Premier, que también. Sino porque, una vez concluido este partido, el marcador reflejaba un abultado 4-2 a favor del Nottingham Forest, echando de la FA Cup al vigente campeón, el Arsenal de Wenger.

Formó el Arsenal con los jugadores menos habituales, como suele ser habitual en estas rondas de FA Cup, pero con nombres de esos que suenan bastante fuerte como fueron Theo Walcott, Per Mertesacker o Danny Welbeck, para saltar a The City Ground, estadio del Nottingham Forest, actual 14º clasificado de la Championship (segunda división inglesa).

Pronto se adelantarían los locales, en el minuto 20 de partido, por medio de Eric Lichaj. Tanto que a los 3 minutos inutilizó Mertesacker para volver a poner las tablas en el marcador. Pero justo antes del descanso, en el minuto 44, el propio Lichaj volvería a engrosar su cuenta goleadora, marcando el segundo de su equipo.

Fuente: Daily Mirror

Transcurridos unos minutos del segundo acto, el árbitro Jonathan Moss, señaló penalti a favor de los Tricky Trees. 3-1 en el marcador, y nuevamente un modesto apeando a un grande.

No se quedó ahí la cosa.

Welbeck, en el 79 tras un gravísimo error del portero Smith, recortó distancias para poner el 3-2 y darle emoción al partido en su recta final. Tanta emoción tuvo que tener el Arsenal, que en el minuto 85, el árbitro volvió a señalar el punto de penalti. Kieran Dowell no desperdició la ocasión y selló el partido y el pase para su equipo.

Un año más, la FA Cup no defrauda. Esta vez ha sido un equipo que en otro tiempo fue doble campeón continental, el que eliminó al vigente campeón de la competición.

Deja un comentario