Cuando el trabajo da sus frutos

5 años han pasado desde que Asier Garitano Aguirrezabal se hiciera cargo del banquillo del Leganés. Equipo en 2ªB, asfixiado y al borde de la desaparición. Hoy, 25 de enero de 2018, 5 años después, su equipo está en la zona media de la clasificación de  Primera División y es flamante semifinalista de Copa del Rey.

Un camino largo, recorrido en un corto espacio de tiempo.

No llegó a jugar en Primera División. Tampoco fue internacional. Contra la moda de que los banquillos los ocupen antiguos jugadores, unos con más éxito que otros, Asier Garitano hace del trabajo su carta de presentación.

Y ese trabajo es el que le ha ayudado a llevar al Leganés a donde se encuentra hoy.

                      Fuente: La Nación

Su primera campaña en Primera División la salvó quedando 4 puntos por encima de los puestos de descenso a Segunda División. Y en esta presente 2017/2018, el equipo vive su mejor momento.

La eliminación de uno de los mejores equipos del mundo, el Real Madrid, en cuartos de final de Copa del Rey, no hace sino dejar claro su sello de identidad.

Tras el partido, achacaba esta victoria a creer desde el principio que el objetivo era posible. Y vaya que si lo fue. La victoria en el Santiago Bernabéu por 1-2 en el partido de vuelta lo certificó

Propuso, como todos los partidos del conjunto del sur de Madrid, un partido sólido en defensa, con pocas o ninguna concesión a su rival. El clásico 1-4-2-3-1 con Gabriel Pires y Darko Brasanac en el centro del campo con el clásico “doble 5” argentino.

Solamente 3 tiros a puerta pudo realizar el Real Madrid. Uno de ellos, el del gol, tras un genial desmarque de Benzema y pase en profundidad para dejarle solo ante Nereo Champagne. Y hasta en esta estadística fue superior el equipo pepinero. 4 disparos entre los 3 palos realizaron. Con mejor efectividad que los blancos, el 50 % de los remates a puerta fueron gol.

En cuanto a lectura del encuentro, no cabe duda que Garitano supo hacerlo de manera brillante. Vio que el lado más débil del Real Madrid era la banda de Ajraf. El 19 blanco tuvo bastantes dificultades a la hora de defender el lateral derecho (motivo por el cual fue sustituido por Carvajal en el minuto 67 de partido).

                     Fuente: Agencia EFE

Jugó el Leganés con más incidencia por su banda izquierda que por el costado puesto, aprovechando lo comentado anteriormente. Sobre todo en la segunda mitad del encuentro, donde casi la mitad de las acciones ofensivas fueron por este lateral.

Además de todo esto, la pizarra pepinera dio sus frutos.

No solamente por el gol de Gabriel Pires, que remató en el punto de penalti un córner botado desde la zona derecha del ataque pepinero. Sino que, además, tuvo en las Acciones a Balón Parado una gran fuente de ataque. Tanto fue así, que en varias de las Acciones a Balón Parado, el propio Kiko Casilla, portero madridista, abroncó a sus defensores y la falta de tensión que tenían en estos balones aéreos.

Por ejemplo, en la jugada del mencionado gol de Gabriel, Theo Hernández comete un garrafal fallo de marcaje dejando que el propio Gabriel se le anticipe en carrera y remate prácticamente sin oposición.

Una vez más, esta vez con algo más de repercusión mediática, el trabajo vuelve a dar sus frutos. Y este equipo, que disputa su segunda temporada en la máxima categoría, vuelve a dejar claro que en cuanto a trabajo no le gana nadie.

Enhorabuena a Asier Garitano y su cuerpo técnico por hacer ver que con trabajo, dedicación y esfuerzo se pueden alcanzar grandes metas.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: